miércoles, 28 de noviembre de 2012

Emotiva conferencia de prensa en la despedida de Almeyda de River Plate

Sin vueltas: River echó a Matías Almeyda. Esa fue la noticia que comenzó a circular en la madrugada y se confirmó después del mediodía, tras una reunión que Daniel Passarella mantuvo en su casa con el entrenador y su cuerpo técnico, charla a la que habían sido convocados ayer a la tarde. Luego, el entrenador habló y se despidió con una pacífica y emotiva conferencia de prensa.



"Surgió una reunión, en la que por el diálogo, quedamos de acuerdo que me tenía que ir. Hubo especie de señales... Yo no creo haber sido el problema, pero quiero que vuelva la paz", explicó el ahora ex DT de River al momento de confirmar cómo fue que se dio su salida. Un rato antes, Daniel Passarella había dicho que la decisión fue consensuada y que no había echado al Pelado.

Pese a esto, Almeyda se mostró muy tranquilo y trató de evitar frases fuertes para no generar polémica. Aunque alguna se le escapó. "Lo que tuve que hablar con el presidente, lo hablé. Ya queda ahí. No sirve ser como esa parte que deja mierda y se va", disparó. Y agregó: "Muchos hablaron con mala fe. Dios tiene una cruz para cada uno".

Haciendo un balance de lo que fue su paso por el banco de River, Almeyda confirmó que este miércoles dirigió su última práctica, que el sábado no dirigirá contra Lanús y opinó: "Si nos basamos en los números no fue tan malo nuestro trabajo, como algunos dicen".

"Yo no creo haber sido el problema, pero quiero que vuelva la paz. Ante tantas internas era mejor esto por el bien de River. Prefiero renunciar a un gran sueño", afirmó. Y concluyó con dos frases para la historia. "Yo me voy con dignidad" y "Mi ciclo en River se terminó".

Más temprano, el entrenador había anunciado que igualmente iba a dirigir ante Lanús, pero más tarde dio marcha atrás. Por eso, lo único claro que dejó la reunión fue que en el club decidieron que Almeyda no termine su vínculo, que vencía en junio de 2013.
A Almeyda, el hombre que se puso el buzo de técnico rápido, apenas descendió con River a la Primera B Nacional, y en una temporada lo llevó nuevamente a la A, lo catapultaron los malos resultados en el torneo Inicial, que tienen al equipo con 23 puntos, y la imposibilidad de llegar a los 30 deseados a dos fechas del final.
Ahora, comenzará la danza de sucesores. Todos los caminos conducen a Ramón Díaz, quien ya expresó su deseo de volver al club pese a su mala relación con Passarella. Pero tampoco se descarta la posibilidad de que se acerque Marcelo Gallardo, quien tampoco terminó en buenas relaciones con el Kaiser cuando se fue de la institución millonaria. Un tapado podría ser Ricardo Gareca, quien va camino al título con Vélez. Otra posibilidad es la llegada de Gerardo Martino, hoy en Newell's.

No hay comentarios:

Publicar un comentario