martes, 27 de noviembre de 2012

Luis Adriano sancionado por no respetar el Fair Play

Causó revuelo en Dinamarca, donde estallaron de bronca contra Luiz Adriano por olvidarse de uno de los códigos no escritos del fair play en un partido de fútbol de la Liga de Campeones. Pero a una semana de aquel día la UEFA les devolvió una pequeña sonrisa: sancionó con un partido de suspensión al brasileño del Shakhtar Donetsk por su gol al Nordsjaelland. La multa prevé además el cumplimiento de un día entero de servicio comunitario relacionado al fútbol.


¿Qué pasó hace apenas siete días? Con el partido 1-0 a favor de Nordsjaelland contra Shakhtar Donetsk, por el Grupo E, el árbitro había marcado un pique en mitad del campo visitante por un choque entre dos jugadores, que dejó a un integrante del equipo danés en el suelo. En la reanudación, los ucranianos devolvieron la pelota. Y allí se desató la polémica, cuando Adriano, que estaba metido entre los defensores locales, salió disparado al ver que la pelota iba hacia su sector y quedó mano a mano con el arquero. Los rivales, desorientados, dejaron que el brasileño actuara. Y lejos de frenarse, el delantero tiró un amague y definió con el arco libre. Gol.


Con cara de no saber qué pasaba, el goleador casi no lo celebró. Sus rivales se le fueron encima y el árbitro se vio obligado a cobrar lo que iba a ser el descuento de los ucranianos. Su equipo estaba 0-2 abajo. Terminó ganando 5-2 con otros dos goles suyos.


Según el ente rector del fútbol europeo, Adriano fue sancionado por "violación de los principios de conducta". Fue, sin dudas, un fallo inédito. Es que el gol fue lícito pero rompió con una regla no escrita de "fair play" que se cumple casi sin excepciones en cualquier cancha, lo que desató el enfado de los jugadores del Nordsjaelland danés. Las disculpas, dos días después del partido, no alcanzaron y el brasileño se perderá la semana próxima en el duelo ante la Juventus, por la última fecha de la fase de grupos, aunque el Shakhtar ya está clasificado a los octavos de final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario