lunes, 16 de julio de 2012

Independiente sigue la pretemporada y sigue inhibido

Independiente sigue la puesta a punto en Tandil y arrancó la semana con un duro trabajo en las pendientes del hotel. Díaz despidió a Busse, que se va a Huracán, y espera caras nuevas...

El que madruga, dicen, que cuenta con ayudas divinas… E Independiente, en estos momentos de ahogos de promedios y con una campaña clave por delante, no está en condiciones de prescindir de ninguna ayuda. Por eso, el plantel arrancó muy temprano. A diferencia de la semana anterior, no hubo actividad en el gimnasio y en lugar de hacer los trabajos aeróbicos en el Polodeportivo Municipal, se quedaron en la Posada de los Pájaros para aprovecha las pronunciadas cuestas del predio.


La buena noticia para el técnico es que todos los jugadores pudieron completar los trabajos, ya que no hubo ausencias por lesiones. Por la tarde está programado, como todos los días, hacer fútbol en el Estadio Municipal. Sin Walter Busse, quien ayer se despidió de sus compañeros porque hoy firmará con Huracán y a la espera de nuevas incorporaciones, Independiente inició la semana a puro entrenamiento…

Mientras Matheu (que jugará en el Atalanta de Italia) declaraba “Viví cosas lindas en Independiente, pero me voy con bronca y mucha tristeza por cómo me trataron últimamente”, disparó las primeras municiones el defensor, por radio La Red.


Hombre de poco contacto con la prensa, decidió enfrentar los micrófonos para recriminarle a la CD por lo que él considera que fue la causa de su salida. “Pasé muchos años en Independiente y siempre dejé todo en la cancha, y los dirigentes me trataron muy mal sin razón”, agregó subiéndole el tono a sus estridentes palabras con el paso de los minutos. Con su nuevo destino a mano, Matheu aseguró que su despedida no se debió a una decisión futbolística e hizo foco en la gestión anterior como el verdadero motivo. “Hay muchas cosas que seguramente me jugaron en contra. Me tuve que ir por ser el capitán del ciclo Comparada”, acusó.

Es cierto que tras el cambio de dirigencia perdió la titularidad y poco a poco fue quedando relegado. A tal punto que muchas veces ni siquiera integró el banco de suplentes. Tanto Ramón Díaz como Cristian Díaz asumieron la decisión por cuestiones meramente futbolísticas. Y es verdad que ante el buen rendimiento de Julián Velázquez, la presencia de Gabriel Milito y del mismo Eduardo Tuzzio, Matheu no logró ganar la pulseada y perdió terreno en la consideración del entrenador.

Javier Cantero y el jugador siempre tuvieron un trato ameno. Los roces y las diferencias surgieron cuando Leo Rodríguez, representante del defensor, comenzó a negociar sobre el futuro de Carlitos. El contrato del jugador era uno de los más elevados del plantel y la CD de Independiente asumió no poder pagar esa suculenta cifra al grupo empresario italiano dueño de su pase. “Preguntale a Cantero si me echó de Independiente porque en su momento me trajo Comparada...”, abrió el interrogante con fastidio. Y concluyó: “No fue justo lo que me tocó vivir”. El fuego se expandió...

No hay comentarios:

Publicar un comentario